AstroCuenca

Home Aula Abierta Titán el satélite de Saturno manifiesta un extraño fenómeno gravitatorio

Titán el satélite de Saturno manifiesta un extraño fenómeno gravitatorio

 
 
Un análisis de la fuerza gravitatoria  y la topografía de Titán, la mayor luna de Saturno, ha puesto de manifiesto que la capa de hielo de Titán es rígida y que las relativamente pequeñas características topográficas de su superficie se asocian con un trasfondo que se extiende hacia el océano subyacente. Este estudio ha sido dirigido por los científicos planetarios Douglas Hemingway y Francis Nimmo de la Universidad de California en Santa Cruz, el estudio está basado en la nueva información aportada por la sonda espacial Cassini de la NASA. Los investigadores se sorprendieron al encontrar una correlación negativa entre la gravedad y los aspectos topográficos de Titán.
 
“Nimmo. Profesor de Ciencias Terrestres y Planetarias de la Universidad de California, ha expresado que “normalmente, si  se vuela sobre una montaña, se espera que aparezca un incremento de la gravedad debido a la masa extra de la montaña, en Titán por el contrario, la gravedad resulta ser más baja. Esto constituye un comportamiento muy extraño”.
 
Para explicar estas anomalías, los observadores han desarrollado un modelo en el que cada protuberancia en la topografía de la superficie de Titán es contrarrestado por una “ramificaciones ” más profundas lo suficientemente grandes como para compensar el efecto gravitacional de la protuberancia de la superficie. Estas ramificaciones vienen a ser como un iceberg que se extiende por debajo de la capa de hielo en el océano que se encuentra debajo de ella. “Debido a que el hielo tiene menor densidad que el agua, se percibe menos gravedad cuando se tiene una gran montaña de hielo que cuando se tiene agua”, aclaró Nimmo.
 
Una montaña de iceberg flotando en el agua se encuentra en equilibrio, su empuje equilibra a su peso. En este modelo de Titán, sin embargo, las ramificaciones que se extiendan por debajo de la capa de hielo son mucho más grandes que las montañas de la superficie, puesto que su empuje ejerce presión contra la capa de hielo.
 
“Es como una gran pelota playera bajo una capa de hielo empujando hacia arriba, y la única manera de mantenerla sumergida radica en que la costra de hielo sea resistente”, manifestó Hemingway, estudiante de doctorado de Geofísica Planetaria en la UCSC (Universidad de California en Santa Cruz) y autor principal del estudio. “Si estas grandes ramificaciones constituyen la razón de la correlaciones negativas, significaría que la capa de hielo de Titán deberá ser muy rígida y gruesa”.
 
Los investigadores han calculado según este modelo que, la rígida capa de hielo de Titán debería tener por lo menos 40 km de espesor. También han deducido que se necesitarían cientos de metros de erosión superficial y sedimentación para compensar el desequilibrio observado entre las grandes ramificaciones y la pequeña topografía de superficie. Las conclusiones de su modelo son similares a las estimaciones obtenidas por los geomorfologistas que estudian la erosión producida por los cráteres de impacto y otras características de Titán.
 
Estos hallazgos presentan varias implicaciones, por ejemplo: Una gruesa capa de hielo rígida hace que sea muy difícil que se produzcan volcanes, lo que ha sido propuesto para explicar ciertas características que se aprecian en su superficie.
 
A diferencia de la corteza terrestre que es geológicamente activa, la capa de hielo de Titán no está siendo reciclada por convección o por tectónica de placas. “está ahí, la climatología y la erosión actúa sobre él desplazando materia de un lado para otro y depositando sedimentos”, manifestó Nimmo. “Podría ser como la superficie de la Tierra si se hubiera desactivado la tectónica de placas”. Los investigadores no están seguros de lo que podría haber dado lugar en los rasgos topográficos de Titán con sus profundas ramificaciones. La excéntrica orbita de Titán alrededor de Saturno genera mareas que flexionan la superficie de la luna y producen calentamientos por mareas, lo que podría provocar variaciones en el espesor de la corteza de hielo, añadió Hemingway.
 
 
 

CANAL YOUTUBE



MUSEO de las CIENCIAS de CASTILLA-LA MANCHA